Couscous con higos, nueces, manzana y yogourt

 photo couscpous con canrela manzana ralladura de lima nueces higos agua con aceite menta y canela en rama. yogurt de menta_zpsnopfbyq5.jpg

Se acaba el verano. Las nuevas frutas lo anuncian, la luz límpida  de la mañana, las primeras hojas secas. Se asoma el otoño con el lento  regreso a la normalidad.  Una época, gastronómicamente hablando, muy interesante. Productos únicos se instalan  en las despensas como la caza, las setas o las trufas. Las frutas otoñales son extremadamente dulces  porque han madurado a lo largo de las muchas horas de sol del verano. Con ellas se preparan  montones de postres de los que llenan los recetarios más tradicionales.

Nosotros, fieles a nuestra voluntad de utilizar siempre productos de temporada, queremos presentaros un postre muy sencillo  con higos que recuerda en parte a nuestro arroz con leche en la medida que unimos un cereal a un lácteo. En otra ocasión, hicimos un bizcocho con esta misma fruta que podéis ver en este enlace. Espero que esta vez os animéis a preparar este postre sencillísimo muy indicado para desayunos y meriendas de  niños y adolescentes, por incluir cereal, lácteo, frutas y frutos secos a partes iguales. Un postre que, además de perfecto nutricionalmente hablando, es delicioso.

 photo coyuscous_zpsgyqzgktq.jpg

 Ingredientes para 4 personas: 

Unos 100 gr. de couscous instantáneo

Media manzana golden

Un puñado de nueces

8 higos partidos por la mitad

Una cucharada de azúcar

Un yougourt griego con un toque de menta ( los de Danone están bien)

Ralladura de lima

Canela en rama y canela en polvo

Hierbababuena

Un cordón de aceite de oliva

Preparación: 

Pon a hervir un poco de agua con hierbabuena, una ramita de canela, azúcar, aceite de oliva. Deja infusionar una media hora.

Pon el couscous en un bol y cubre con el agua y un trapo de cocina. Aproximadamente en 10 minutos habrá absorbido el gua y estará listo. Deja enfriar.

Pon en el bol o plato donde vaya a servirlo el couscous, la manzana cortado a trozos, las nueces partidas, los higos por la mitad. Sazona con el yogourt, la canela en polvo y la ralladura de lima.

Couscous dulce con yogourt, higos, nueces y manzana photo postre de couscous e higos_zps8usvag1t.jpg

 

 

 

Comments: Leave a Comment

Tacos de pollo y verduras

Tacos de pollo photo tacos 1_zpsghi1mroq.jpg

Comer en una terraza es uno de los placeres del verano. El calor nos pide comida simple, pero jugosa, informalidad, recetas que contengan las verduras de temporada y, sobre todo, poco tiempo en la cocina y algo de diversión en tu mesa, saltarnos la rutina. Por eso hoy os presentamos una de las elaboraciones que más nos gustan cuando nos sentamos en esas mesas llenas de amigos donde los platos vuelan y las manos se entrecruzan para compartirlo todo. Es una receta  fácil y rápida con aires de fusíon culinaria, porque, de vez en cuando, abrimos la puerta a todos esos platos que nos encantan de otras culturas gastronómicas, pero que ya se han hecho tan familiares en nuestras visitas a los restaurantes Tex Mex que basta que te pongas manos a la obra para que los hagas tuyos.

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-Ve5TzPIiCy8/UtLDwTsqaVI/AAAAAAAAAMs/LBD9MLpqwW0/s1600/texmex.gif

Los tacos tienen mil y una variantes, puedes escoger la carne que más te gusta, las verduras que mejor se te den y las hierbas y aderezos que tengas a mano. La versión que yo propongo es la más  adaptada a nuestra cocina, contiene  poco  picante y me he servido de unas tortitas ya hechas que podéis encontrar en cualquier super. Con todo y, a sabiendas de que cualquier mexicano lo hará mejor que yo, nos gusta estos tacos, este platillo que se ha vuelto “tendencia” gracias al furor por  el  finger food y la moda de los food truks, donde se sirve cualquier cosa susceptible de comer de pie y con la mano más allá del perrito caliente. Os dejo la receta y ya me contaréis:)

Ingredientes para cuatro personas:

8 tortitas de maíz o trigo

Una cebolla grande

Un pimiento rojo

2 pimientos verdes

Un poco de chile fresco o, en su defecto, sazonador ya preparado

Una pechuga de pollo sin piel y cortada a trocitos pequeños

150 gr. de queso  rallado tipo Cheddar, Gruyere suizo, Mahón, Appenzeller  o cualquier queso que sea bien sabroso.

Cilantro fresco ( si no te gusta esta hierba, usa perejil o cebollino)

Sal, pimienta, aceite de oliva

Preparación: 

En un wok o sartén de buen fondo saltea en un poco de aceite de oliva las verduras cortadas a  tiras, primero la cebolla y, cuando esté transparente, añade  los pimientos.

Si ya tienes cortada la pechuga, saltéala rápido junto con las verduras. Añade luego el queso y el chile fresco o sazonador.

Salpimienta y pon el cilantro fresco en el momento de servir.

Calienta las tortitas en una parrilla o sartén para que se doren bien por ambos lados.

Sirve en dos fuentes o bandejas distintas y deja que cada uno se sirva a su gusto.

Comments: Leave a Comment

103 lecciones para comer, beber y querer a la peruana.

Hace pocos meses tuve oportunidad de ir a comer a Ceviche 103, uno de los mejores restaurantes peruanos de Barcelona. Su equipo joven, los platos de Roberto Sihuay, el descaro de la estética chicha que inunda el local, el  descubrimiento del pisco sour con el que empezó la comida, todo lo que aquel día aprendí del Perú a través de su gastronomía me impresionó tanto que intenté por todos los medios conseguir este libro, un resumen de lo más destacado de la cultura culinaria peruana editado brillantemente por el equipo de prensa y comunicación del restaurante.

Imagen: http://www.shbarcelona.es/blog/es/wp-content/uploads/2014/02/ceviche-103.jpg

Desde entonces he intentado seguir los pasos de Roberto y su equipo en el Ceviche 103 porque estoy convencida de que  el entusiasmo con el que nos presentan su cocina es su mejor arma de venta - arma de futuro, según Adrià y Acurio-, pronóstico seguro de éxito fulgurante en un momento en que la vanguardia creativa española está perdiendo el rumbo, se ha tornado cansina, ha perdido fuelle. La frescura de un buen ceviche, sus sabores cítricos, picantes, explosivos, son los que marcan el carácter de esta generación peruana que ha venido para quedarse, fusionar o fundir- según se prefiera- lo mejor de ahí con lo quede de bueno de aquí. El reconocimiento al Pakta ( factoría Adrià), como ejemplo más obvio, no hubiera sido posible sin  la ayuda imprescindible del mestizaje culinario nikkei sobre  los restos del naufragio de una vanguardia que agoniza y busca impulsos fuera de sus fronteras.

Y es que de mezcolanzas sabe mucho el peruano que ha combinado papas andinas con técnicas japonesas, arroz chino y aceite de oliva extremeño, quesos italianos con sazones africanas. Una imposible gama de productos conviviendo en ollas, tiraditos y sopas, no sé si con naturalidad o desvergüenza.  Dime cómo comes y te diré…..

De vuelta al libro, pues, no les contaré las 103 lecciones con las que uno puede sumergirse en la cultura peruana del pollo asado los domingos, la pesca de los niños que acaban fileteando pescado como quien le da al balón, de las bondades de la leche de tigre para resucitar  los cadáveres que dejó el pisco la noche anterior, de ajís, rocotos y demás picantonas sabidurías, del olor a choclo, de la muchas bondades de la quinoa y de las muchas causas, con o  sin papas, pendientes  que tiene el Perú con sus vecinos de  América y más allá….

Sólo avanzarles que, a las 103 lecciones, este libro incluye, además, las recetas imprescindibles de la gastronomía peruana, al menos, las que usted y yo podremos llegar a probar un día, porque me imagino que, y esto es lo estimulante  de la cocina de este enorme país, lo mejor está aún por descubrir. Con todo, les dejo en este link la receta del imprescindible Ceviche de Corvina que nos enseñó a hacer el propio Roberto Sihuay en la master class que impartió en una de las ediciones de Palo
Alto
.

ceviche photo ceviche 14_zps8mdxurqn.jpg

 

Y no se olviden de leer las lecciones con una Inka Cola en la mano y  su disco de cumbia favorito a todo volumen. No sirve para hacer buenos ceviches, pero le ameniza el trabajo y le da a conocer al vecindario:)

https://www.youtube.com/watch?v=hPi7fnkaEwY

Comments: Leave a Comment

Tartare de salmón con encurtidos y aceitunas.

 photo tartare salmon perfecto_zps6n3bxy2n.jpgA estas alturas seguro que ya habrás probado montones de tartares: de carne, de atún, de salmón.. La moda del Raw Food  pega fuerte.

Este plato es de lo más versátil y sólo requiere buenos cuchillos y producto de primera.  Cada cual le añade de su cosecha lo que más le apetece y le da su toque personal, como debe ser. Así, habrás visto tartares de atún o salmón que combinan con aguacate, mango, huevas de diferentes clases, vinagretas de todos tipos, aliños, hierbas, especias.

Nosotros lo hacemos de una manera muy simple. Casi no tenemos que comprar nada ex profeso, porque de todo esto solemos tener en la nevera, de manera que, cuando queremos comer  tartare de salmón,  lo único que tenemos que hacer es sacar la pieza del congelador ( hay que congelar el pescado!  al menos 24 horas antes de comerlo crudo, por precaución). Es un plato ideal para noches de verano en la que uno sólo quiere comer algo fresco y olvidarse de los fogones. Por otra parte, en 10 minutos tendrás una  recetas ligera y sana, llena de Omega 3 , sabrosa e, incluso, apta para días especiales como aperitivo junto con unas tostaditas y queso de untar.  Esperemos que saques tu mejor cuchillo y disfrutes de esta apetitosa y fácil receta.

Ingredientes para 4 personas: 

600 gr. de salmón, aproximadamente, limpio de piel y espinas.

2 huevos duros de gallina o 4 de codorniz.

Una cucharada sopera de alcaparras.

 3 pepinillos grandes en vinagre.

Un puñado de aceitunas negras ( de Aragón, Murcianas, kalamatas, etc)

Cebolleta tierna

Zumo de lima

Cilantro, perejil, cebollino, eneldo ( todas las hierbas son opcionales, a gusto del comensal)

Sal Mandon y pimienta negra.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación: 

Corta en daditos pequeños el salmón y pásalo a un bol , cuenco o plato hondo  donde ir poniendo el resto de los ingredientes (cebollita y encurtidos)  bien pìcados.

Cuece los huevos. Si son de gallina, nada más 10 minutos. Si son de codorniz, con 3 minutos  basta. Enfríalos, pélalos y añádelos al bol.

Salpimeta el conjunto y añade las hierbas de tu gusto. Resérvalo en la nevera hasta el momento de servir.

Rocía con zumo de lima, pero no abuses del cítrico porque cocerá en exceso el pescado.

Comments: Leave a Comment

SÓLID: LA NUEVA PROPUESTA GASTRO DE JANIS GROUP

Hace poco tuvimos ocasión de  probar la nueva propuesta gastronómica de Sólid, un novísimo restaurante del Borne que incluye tres espacios diferentes,  tres formas de disfrutar del ocio en Barcelona. Obviamente, lo primero que hay que destacar es el acertado resultado del diseño de este local, en plena calle Princesa, vía de entrada a una de las zonas de ocio y gastronomía más efervescentes de Barcelona. Una obra de Ingenia Group y el diseñador  de Alfonso de la Fuente (Pichiglas Studio) que resalta en medio de la uniformidad arquitectónica de la calle.

Sus puertas verdes imitando un bistró, su rótulo dorado y esa sensación de estar en un local lleno de luz, a pesar de que el sol no entre a raudales por las ventanas. Quizás sea este uno de los detalles que más nos llamó la atención: el juego de las luces, el brillo de los espejos, las lámparas, los tonos cobres que irradiaban destellos, como en las antiguas cocinas,  los dorados de los elementos decorativos de las casas de los 50. Las banquetas, sofás y taburetes, tapizados en cuero dotaban también a este local polivalente, urbano y divertido de la calidez que uno espera al entrar en un local de este tipo.

Puesto que hablamos de un restaurante desenfadado donde el cliente puede desayunar, comer o cenar en un amplísimo horario, la barra y las mesas comunales marcan la dirección de lo gastronómico en la zona bar. En la otra parte del restaurante, la intimidad está garantizada con mesas en rombo, sofás y la posibilidad de celebrar entre amigos. Caben las mesas bajas y el cuero verde para los sillones, aunque, en un momento dado, todo ello se reconvierta en escenario para música en vivo o pista de baile.

La idea,  pues, de Sólid es ofrecer una propuesta completa para el barcelonés y el turista que quiera pasar un rato disfrutando de buena comida, música y compañía. En definitiva, todo aquello que forma el compendio de un club en el sentido más urbano y contemporáneo del término.

Imagen: http://assets8.domestika.org/project-items/001/350/928/solid_fotos-big.jpg?1436960306

Desayunar, comer, cenar…. En las manos del chef Álex Flaqué está la cocina de Sólid que se presenta con una oferta de platillos tradicionales a los que se pretende  añadir un plus de personalidad, un toque moderno. Los clásicos, sin embargo, nunca fallan: los buñuelos de bacalao, las croquetas de gorgonzola con tomate concassé, el arroz negro con alioli, el meloso de ternera y parmentier, la mojama casera, el pulpo, las ensaladas más tradicionales como el xató, la hamburguesa, los huevos, las ensaladillas. Un clásico surtido de tapas, platos para compartir o bocadillos de los que uno pide para salir al paso de una cena no programada… Una carta sin sorpresas que una, habiendo ya visitado otros restaurantes de Barcelona de nueva apertura, reconoce rápido: una carta de lo más barcelonesa, de lo más actual pese al formato confort food, cocina catalana tradicional.. Pero con el plus de encontrarse, en medio de la cena,  con  un concierto de estilos diferentes, unos comensales  a los que no se conoce pero con los que se comparte mesa, un lugar perfecto para empezar una noche por la ciudad, una decoración sorprendente, un servicio joven que, todo y que debe adatarse a los ritmos de una cocina más rápida y perfeccionada, se muestra atento dentro de sus posibilidades.

  photo solid mojama 3_zpsudsohaip.jpg

Las raciones son ajustadas, como viene siendo habitual en los nuevos locales de Barcelona, por lo que deberá pedir varios platillos para comer o cenar correctamente, aunque, obviamente,  los precios tampoco son desorbitados. El cubierto a la carta rondará los 25 euros. Si se pide el menú del mediodía el precio es de 12 euros, una buena opción para tomarle al pulso a la cocina y comer con más calma en otro momento.

  photo solid 2_zpsxkun9cpz.jpg

En general, Sólid nos pareció una propuesta interesante y muy bien ubicada, nos encantó la posibilidad de entrar en un espacio lleno de luz y comodidad, pero creemos que hay pulir detalles en la cocina como la presentación de un xató tan invernal en una carta de verano (respetar la estacionalidad de los productos es básico), la excesiva sal de la mojama medio ahumada, perfeccionar la masa de los buñuelos o evitar tics innecesarios, como el detalle de una pasta crujiente impregnada de pimentón que el meloso de ternera, su jugo y la parmentier no necesitaban para nada y desentonaba en el conjunto. La sencillez es, a veces, el mejor aliado en cocina. Tal vez, la palabra que más le correspondería a esta crónica del nuevo Sólid, y su máxima prioridad en este momento,  es RODAJE. Les deseamos, pues, tiempo  y suerte.

 

Solid

Princesa, 23. Barcelona.

Tel. 93 315 67 09.

Horario: de lunes a jueves de 12 a 00 horas; de viernes a domingo de 12 a 4 horas.

Precio medio: 25 €. Menú mediodía: 12 €.

 

Comments: Leave a Comment

Couscous de gambas con verduras

 photo cocuscous_zpsp1sdv5gb.jpg

Algunos viernes, cuando el trabajo y la agenda  me lo permiten, voy a comer a un restaurante marroquí que está cerca de casa. Cada viernes, y sólo en sagrado día de viernes,  hacen un couscous con ternera que está delicioso. Sabe a especias y  verduras -sobre todo a comino y clavo de olor- y  la carne está tierna después de haber cocido toda la mañana. Después pedimos te con menta y hierbaluisa,  más  algunos dulces que tienen el detalle de regalarnos. Puesto que no siempre tengo la suerte de sentarme en su mesa, intento hacer en casa una versión mucho más simple, con  un couscous ( sémola de trigo)  que compro en tiendas y que sólo necesita ser hidratado con caldo o agua más  algunas hierbas aromáticas. Con cordero, ternera o, incluso, en este caso, con unas gambas, es una buena manera de disfrutar de  un plato muy completo cuya base es el cereal  y el resto, como siempre,  depende de los gustos y la despensa de cada cual. Nosotros os presentamos hoy esta receta  de couscous para que te vayas familiarizando con la técnica y la textura. No pretendemos, ni mucho menos, emular la maravillosa cocina árabe , pero siempre es bueno añadir ingredientes distintos a nuestro comer diario, salir de la rutina de lo ya aprendido, adentrarnos en la cocina fusión ahora que el mercado nos permite conseguir productos de casi todas las gastronomías.

Sin embargo, ya que hablamos de una de las cocinas más ricas del mundo, y por si a alguien le interesa, este es mi blog de cocina marroquí de referencia. Sus maravillosas imágenes hablan por si solas:

 

 http://cocinamarroqui.blogspot.com.es/2012/02/cous-cous-del-hsoub.html

Couscous con verduras salteadas y gambas

Ingredientes: 

8 gambas

2 tazas de café con leche de couscous

Una zanahoria

Un calabacín

Una berenjena

Una cebolla

2 dientes de ajo

Jengibre

Ciilantro

Hierbabuena

Sal

Caldo de verduras, caldo de cabezas de gambas con las hierbas aromáticas o agua

Aceite de oliva

Preparación: 

Si no tienes  un caldo de verduras suave ya hecho, prepara un poco poniendo a hervir las cabezas de  las gambas con las hierbas aromáticas y un chorrito fino de aceite de oliva  durante cinco minutos.  Tapa y deja  infusionar.

Guarda los cuerpos de las gambas para más tarde.

Pela la berenjena y ponla, cortada en rodajas, en un gran bol de agua con sal. Al cabo de una hora, escúrrela, lávala y córtala a dados bien pequeños.

Corta las verduras en trozos pequeños lo más iguales que puedas.

En una sartén,  con un par de cucharadas de aceite de oliva, saltea las verduras en este órden: ajo, jengibre,  cebolla, zanahoria, berenjena, calabacín. Añade las hierbas y reserva.

Saltea los cuerpos de las gambas  en aceite de oliva y reserva.

Pon el couscous a hidratar de la siguiente manera: ponlo en un bol, cubre con el caldo, añade un chorrito de aceite y tápalo con un trapo de cocina limpio.

Al cabo de unos minutos, el couscous se habrá hinchado y habrá absorbido todo el caldo.

Añádele, entonces, las verduras salteadas y las gambas. Rectifica de sal y sirve en un recipiente de tu gusto con hierbas aromáticas.

te con menta y dulces árabes photo el viernes te_zps22xaqh3m.jpg

Comments: 2 Comments

Ocho grandes quesos en la nueva carta de Espai Kru y Vila Viniteca más un par de reflexiones queseras.

 

Imagen: http://www.espaikru.com/files/MG_1929.jpg

 Ya no hay establecimiento que se precie sin una buena carta de quesos. Pasó el tiempo en que comer quesos en España se limitaba a una selección de  manchegos, un Roquefort y un queso de bola que, como cuenta Juan Felipe Vila San Juan, allá por el 1971, llegaba a la mesa medio seco y enmohecido por la escasa demanda de lácteos en los restaurantes.  Los buenos comedores, copiando modas y maneras francesas, conservaban dos carros: uno para los quesos y otro para los postres. Pero, obviamente, eran cuatro contados. El resto tuvo que esperar hasta mediados de los 80 para que, como se dice hoy en día, “democratizar su consumo”. Una servidora, por ejemplo, era una asidua del  desaparecido restaurante La Maison du Languedoc Roussillon y El  Pla de la Garsa, donde Pep Palau, hacía una selección impresionante de quesitos de cabra muy gabachos. O al menos, así lo veía yo con 20 años y nostalgia de los que podía comer en mi casa en el País de los Pirineos  (hoy día conocido por ser lugar de peregrinaje de la familia Pujol).

 

Imagen: http://imagenes.conmuchagula.es/2011/12/restaurantemarquesderiscal08.jpg

Con carro o sin él,  hoy vemos quesos nacionales y extranjeros en restaurantes, bares y bistrós que los eligen cuidadosamente, cuentan con productores cercanos que les suministran quesos artesanales, muchas veces ecológicos para las cartas más selectas. Con todo, es un mundo en expansión y faltan especialistas en materia quesera que proporcionen información a los clientes que buscan la novedad, la joya de una pequeña  y nueva quesería, o el pedazo del gran queso consagrado. Bien maridado, como siempre ha señalado el refrán español,  un queso es una maravilla gastronómica que encierra  el encanto de lo  único, lo ligado a la tierra, al trabajo de las bacterias y  el clima de cada rincón del mapa,  como  bien señalaba Vázquez Montalbán.

El tipo de leche, fresca o pasteurizada, la raza del animal, el pasto que come y la época en que la ingiere, la clase  de cuajo – natural, artificial-,  la maduración, el afinado, el lugar donde se guardan los quesos hasta su momento óptimo, etc. Todo ello proporciona una gran cantidad de sutiles diferencias entre un queso y otro que hacen casi imposible la copia, al menos,por lo que respecta a los quesos artesanales ( seguro que el lector ha buscado infructuosamente un queso idéntico  al que probó en su infancia, comprado en algún pequeño mercado) . Todo ellos proporciona matices que adoran los fervientes devoradores de este producto de larguísima tradición en la cultura gastronómica mediterránea.

Imagen. http://i.bssl.es/altaspulsaciones//2012/08/Olimpiadas-Pentatlon.gif

Puesto que sería larga la lista de lugares en los que se puede hoy en día disfrutar de buenos quesos ( en mi memoria queda para siempre la cata y la charla con el maestro quesero de Vía Veneto) , incluso,  ya hay restaurantes dedicados íntegramente a ellos, como el  Poncelet Cheese Bar del que tuve ocasión de hablar para Gastronomía Alternativa, sólo añadiré un lugar más de peregrinaje por la importancia de su  evento anual en el que participan periodistas gastronómicos y por la calidad de los vinos y los quesos ofrecidos. La cata a ciegas que se celebró en Espai Kru junto con Vila Viniteca dio como resultado ocho grandes quesos ganadores tras una cata de 26 variedades. Todos ellos maridados con caldos de las bodegas indicadas a continuación.

Los flamantes ganadores no tienen desperdicio y estarán en la carta de estos establecimientos desde ahora hasta mediados del próximo año. Una buena razón más para sentarse en sus mesas.

 

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-

Bodegas elegidas: 

Joseph Drouhin Chablis 2013, Niepoort White Dry, Domaine de Bellivière Les Rosiers sec 2013, Descendientes de J.Palacios Pétalos del Bierzo 2013, Palacios Remondo Plácet Valtomelloso 2012, L’O de L’Origan brut nature (magnum), Chateau de Laubade v.s.o.p., Cháteau Dereszla Tokaji 3 Puttonyos 2010 y Còsmic Essencia Carinyena Blanca 2014

Imagen: http://blogs.lavanguardia.com/por-amor-al-ocio/files/2015/07/IMG_60771-e1435768949291.jpg

- Bonde en gatine: France – Poitou Charente / Leche cruda de cabra. Pequeña pieza de 5-6 cm de diámetro, llamada como tal por su parecido a los corchos con los que sellar botas. De corteza enmohecida, muy arrugada, tratada con ceniza de carbón y de masa láctica firme.

Eth Blanquet: Valle de Aran / Leche cruda de vaca. Elaborado en el Valle de Aran por la Hormatgeria Tarrau, quienes lavan todos sus quesos en Armagnac, aceite y vinagre y dejan reposarlos durante sesenta días en sus bodegas. Queso de pasta blanda, cubierto de Penicilium Candidum.

Imagen. http://www.casacunilla.com

Morbier: Franche-Comté / Leche cruda de vaca. Cilíndrico, de entre 5 y 6 kgs. Queso histórico de fisonomía única: dos capas de pasta de diferentes fases de cuajado separadas por una pequeña línea de ceniza vegetal. Hoy día sólo dos queserías respetan este proceso, de las cuales una es la elaboradora de este Morbier.

Cusié ramat: Alpes marítimos-Italia / Leche de oveja y vaca. Una de las joyas de la corona de Beppino Occelli. Este queso aúna dos tipos de leche y madura durante cuatro meses en las instalaciones de Valcassotto, pequeño pueblo que ha transformado en embajada láctea.

Baridà: Alt Urgell / Leche cruda de cabra alpina. Premiado y valorado, fruto del conocimiento y empeño de su elaborador Francesc Busquellà, propietario de la finca Cal Romà, donde alberga a no más de un centenar de cabras. Queso madurado de pasta blanda a partir de coagulación láctica.

Imagen. http://soster.sobrevia.com

Sovrano de búfala: Brescia-Italia / Leche cruda de búfala y vaca. Queso madurado un mínimo de 18 meses. La leche de búfala se emplea en su mayoría para pastas frescas, por ello es algo singular y único este queso tan similar al Parmigiano Reggiano

Eth Lenguat: Vall d’Aran / Leche cruda de vaca y queso azul. Este tupí también pertenece a la Hormatgeria Tarrau. Cremosidad excelsa conseguida a través de la maceración con ron, Armagnac y aceite de oliva.

Blau del nét: Palau de Anglesolà-Lleida / Leche cruda de oveja. Queso azul de coagulación enzimática elaborado por Formatges Camps.

 

Imagen. https://quesoslechecruda.files.wordpress.com/

Comments: Leave a Comment